Range Rover Sport

Range Rover Sport: 5 cosas que nos gustaron, y una que no tanto

Escrito por T3 actualizado 26 septiembre, 2022

Nuestro primer viaje con el último SUV de lujo de Land Rover

La actualización de los Range Rover es un acontecimiento que se produce una vez cada década para Land Rover, y aunque el último Sport no parezca totalmente nuevo por fuera, se trata de un coche totalmente renovado. Comparte la misma plataforma que su hermano mayor, igualmente nuevo, y aunque mantiene las dimensiones ligeramente más compactas y el aspecto dinámico de su predecesor, está más cerca que nunca de igualar el refinamiento de lujo (y el precio) del modelo de tamaño completo.

Nuestra primera prueba del nuevo Range Rover Sport, de 80.325 euros, tendrá lugar en Madrid, donde se podrán probar los modelos V8, de seis cilindros y el nuevo híbrido plug-in. Más adelante los probaremos más a fondo, pero de momento aquí tienes cinco cosas que nos han encantado, y una que me ha molestado del nuevo Range Rover Sport 2022.

RANGE ROVER SPORT: LO QUE ME ENCANTÓ

1. REFINACIÓN

Esta es la clave de la última generación de Range Rover y Range Rover Sport. Siempre han sido vehículos de lujo con una conducción suave y un interior silencioso, pero con la nueva arquitectura MLA-Flex de Land Rover y la última generación del diseño reductor de la marca, han avanzado aún más.

Un detalle clave que demuestra lo mucho que Land Rover se preocupa por los detalles es la ausencia de sellos de goma alrededor de las ventanas. Al igual que en el Range Rover de tamaño completo, siguen estando ahí para evitar que el agua entre en el Range Rover Sport, pero están ocultas, creando una unión fluida y simplificada entre la ventana y la puerta. Land Rover ha tomado las señales de estilo de la arquitectura modernista y las ha aplicado a los coches de lujo. Y estoy totalmente de acuerdo con ello.

La nueva cabina del Range Rover Sport es aún más refinada y silenciosa a cualquier velocidad que no sea la de paseo, en la que el silencio del motor exagera el flujo del viento sobre los espejos retrovisores. Al igual que su hermano de tamaño normal, el interior del Range Rover Sport es un lugar maravillosamente relajado, cómodo, silencioso y tranquilo. Justo lo que deberían ser los viajes de lujo por carretera.

2. DIRECCIÓN EN LA RUEDA TRASERA

La novedad del Range Rover Sport es la dirección en las ruedas traseras. Esto reduce el radio de giro al girar las ruedas traseras en la dirección opuesta a las delanteras, hasta 7,3 grados, a baja velocidad. El resultado es una distancia entre ejes prácticamente reducida y la ilusión de estar conduciendo un coche más pequeño y maniobrable de lo que cabría esperar de un SUV de 4.946 mm de longitud, 2.209 mm de anchura y 2.505 kg.

El sistema se revela en las estrechas calles del centro de Madrid, y de nuevo cuando nos enfrentamos a un recorrido off-road. Aquí el coche se desliza entre los árboles y a través de puertas estrechas donde su predecesor habría necesitado un giro de tres puntos. En la autopista, el sistema funciona a la inversa, girando las ruedas traseras (en menor medida) en la misma dirección que las delanteras, ayudando a la estabilidad a alta velocidad.

3. TRANSMISIÓN HÍBRIDA

Esta no es la primera generación de Range Rover que cuenta con un sistema híbrido, pero sí es la primera que consigue una cantidad significativa de autonomía con la batería antes de pedir ayuda al motor. Land Rover afirma que es posible recorrer hasta 70 millas con la batería de 38,2 kWh y el motor eléctrico de 143 caballos, pero admite que 50 millas es más realista para la conducción en el mundo real.

Mi conducción del Range Rover Sport P510e confirma esto último, con unos 80 kilómetros de autonomía eléctrica que se pueden alcanzar sin intentar conservar la energía en absoluto. Si te esfuerzas en el hipermóvil, a 60 mph en un día caluroso, y 70 millas bien podrían estar al alcance de los conductores con un pie derecho de peso pluma.

El coche entra por defecto en el modo híbrido, en el que el motor y el propulsor (en este caso un motor de gasolina de 3,0 litros y seis cilindros en línea) trabajan juntos para lograr la máxima eficiencia. También puedes forzar al coche a permanecer en modo EV hasta que la batería se agote. Cuando el motor se pone en marcha, lo hace de forma casi imperceptible, y el cuentarrevoluciones es una indicación más que auditiva.

En el modelo de 2022 también se ha mejorado la carga rápida de CC de hasta 50 kW, que lleva la batería de cero al 80% en aproximadamente una hora. Si se utiliza un cargador de 7,2 kW en casa, Land Rover dice que de vacío a lleno se tarda cinco horas. En otras palabras, se cargará por completo cada noche, o durante el día en la oficina, e incluso podrá realizar un largo viaje al trabajo sin tener que encender el motor. Podrías realmente quedarte con la energía del VE durante días.

El Range Rover Sport no sale de la línea con la asistencia eléctrica de la manera que podrías esperar, pero un tiempo de 0 a 100 km/h de 5,2 segundos es suficientemente rápido, y sólo un segundo por debajo de los 4,3 segundos logrados por el V8 biturbo de 4,4 litros del P530 no híbrido.

4. SISTEMA DE SONIDO

Los coches de lujo, especialmente los grandes SUV con sus enormes interiores, se han convertido en un campo de batalla para que las empresas de audio se peleen por quién puede producir el mejor sonido e instalar el mayor número de bocinas.

El sistema de sonido estrella del nuevo Range Rover Sport es de Meridian y cuenta con 29 altavoces y 1.430 vatios de potencia. Como los números sugieren, es un sistema poderoso con cantidades igualmente impresionantes de potencia y claridad.

El sistema también cuenta con cancelación activa del ruido, que utiliza micrófonos y la misma tecnología que los auriculares de gama alta para neutralizar el ruido de la carretera. Los micrófonos están situados en los pasos de rueda, y luego se reproducen las frecuencias de sonido opuestas a las que escuchan a través de los altavoces de cada reposacabezas. No es tan profundo como la cancelación de ruido de un par de auriculares, pero hace un buen trabajo igualmente.

5. SIN ESFUERZO FUERA DE LA CARRETERA

Como no debería sorprender a nadie, el Range Rover Sport es un todoterreno excepcionalmente bueno. El sistema Terrain Response de Land Rover puede dejarse en automático, enfrentándose a diferentes superficies sin que el conductor tenga que activar diferentes modos.

La novedad de esta generación de Terrain Response es el Control de Crucero Off-Road, que mantiene una velocidad constante sin utilizar el acelerador o el freno. En su lugar, el conductor establece una velocidad deseada y elige uno de los cuatro niveles de confort, y el coche progresa para mantener esa velocidad y nivel de confort, incluso al subir y bajar pendientes.

El sistema funciona como se pretende y realmente se siente como si estuvieras usando el control de crucero fuera de la carretera. Estoy seguro de que los puristas de Land Rover se quejarán de este tipo de control manual, y estarán encantados de saber que todavía es posible activar la gama baja manualmente, elegir cualquier modo de conducción fuera de carretera que necesites y controlar el coche tú mismo. Land Rover hace todo esto mejor que nadie, y ahora estoy ansioso por ver cómo el primer Range Rover totalmente eléctrico, que saldrá en 2024, se enfrentará también a las dificultades.


RANGE ROVER SPORT: LO QUE ME MOLESTÓ

1. LA PARTE TRASERA

Sí, sé que el estilo es subjetivo y que no debería insistir en el aspecto del coche. Pero lo voy a hacer de todas formas, porque creo que la parte trasera necesita un poco de trabajo. No es tan desigual y extraña como la parte trasera asimétrica del Land Rover Discovery, pero el Range Rover Sport ha sido parcialmente despojado de su identidad.

La parte trasera (y, en menor medida, también la delantera) resulta algo genérica, y hay algo visualmente inquietante en el lugar donde el Range Rover Sport lleva sus placas de matrícula. Ambas parecen demasiado bajas, con mucho espacio en blanco entre las rejillas superior e intermedia en la parte delantera, y debajo de la sutil marca Range Rover en la parte trasera.

Sospecho que la parte delantera está entrenando nuestros ojos para ver un Range Rover totalmente eléctrico con poca necesidad de refrigeración frontal, y aunque el perfil lateral es inconfundiblemente Range Rover con su cristalera poco profunda y su postura atlética, la parte trasera es un poco, bueno… gorda. Y mientras que los nuevos faros traseros del Range Rover de tamaño completo son posiblemente su mejor característica visual, los delgados faros traseros del Range Rover Sport parecen perdidos en un mar de carrocería.

Espero que Land Rover recupere su confianza en el aspecto visual antes de los vitales modelos totalmente eléctricos que llegarán en un par de años.


Últimas noticias

También te puede interesar

5 ejercicios de respiración para combatir la ansiedad y calmar tu mente
¿El ejercicio favorito de Henry Cavill? La respuesta puede sorprenderte
5 batidos de proteína para potenciar la recuperación después del ejercicio
¿Qué tipo de colchón es bueno para el dolor de espalda?
¡Jaguar Land Rover esta listo para recibir a nuevos ingenieros de software!
Cómo elegir el perfume correcto: 5 tips esenciales
2021 T3 Latam es parte de geekzmedia. T3 Todos los derechos reservados Future plc.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram