ebikes

3 errores que todos cometen con ebikes: acaba con problemas típicos de las bicicletas eléctricas

Escrito por T3 actualizado 15 julio, 2022

No cometas estos simples errores en ebikes o te meterás en problemas

En la década pasada hubo un resurgimiento gradual en el interés en las bicicletas eléctricas, lo cual se convirtió en una demanda voraz en los últimos 2 o 3 años. Las razones son muchas. En principio, las ebikes se han vuelto mejores, con mayor disponibilidad y más accesibles. Antes parecían una especie de vehículo para payasos y costaban una fortuna o daban la impresión de que podían explotar y electrocutarte en cualquier momento; cuando eran muy baratas, claro.

Además, hay buenas razones sociológicas para el auge de las ebikes. Las bicicletas eléctricas son mucho más amigables con el medio ambiente que utilizar un auto. No tan eco-friendly como una bici normal, pero mejor que un coche.

Finalmente, son relativamente fáciles de transportar. A medida que el precio de la gasolina aumenta y el transporte público se vuelve más caro y menos atractivo, las ebikes surgen como una opción muy atractiva, especialmente en las ciudades.

Antes de que te montes en la bicicleta y te pongas el casco, debes checar nuestra guía de las mejores bicicletas eléctricas. Hay algunas ideas erróneas sobre las ebikes y errores comunes que la gente comete; me gustaría aclarar esto lo mejor posible. Se trata principalmente de consejos de compra, aunque también tenemos una guía de 6 errores que todo el mundo comete al conducir scooters eléctricos, muchos de los cuales también son relevantes para las ebikes.

1. COMPRAR UNA EBIKE BARATA

¿Comprarías un auto fabricado por una marca de la que nunca has oído, sin tener la certeza de que cumple con los requisitos mínimos de seguridad y sin contar con una red de mantenimiento? Es cierto que la bicicleta eléctrica promedio debería necesitar menos mantenimiento que un coche, y es menos peligrosa de conducir, pero hay que ser al menos un poco realista de lo que un vehículo puede ofrecerte, de acuerdo a lo que gastes.

Una prestigiosa marca de bicicletas eléctricas accesibles procedente de una "marca aspirante", que vende sus productos a través de una página de crowdfunding, llamó la atención recientemente, pues sus ebikes empezaron a partirse por la mitad. Ese es un ejemplo extremo, claro, pero debería hacer reflexionar a cualquiera que piense en comprar una bici eléctrica barata.

Las bicicletas baratas destinadas para usarse en las calles están perfectamente bien, siempre que su estructura sea sólida y se mantenga bien. Sin embargo, tan pronto como empieces a exigirle más a la bici, menos viable resulta un modelo barato. Estaría más que feliz de conducir una bicicleta urbana de 7 mil 775 pesos. Pero no me gustaría, en absoluto, bajar una montaña en una ebike de ese precio. Añadir una batería y un motor pesados hace que la construcción y el mantenimiento de la bicicleta sean mucho más complejos.

Recientemente, elaboré unos precios mínimos para ebikes de gama de entrada. Estoy hablando de precios, sin promoción, de bicicletas eléctricas nuevas; aunque puedes encontrar algunas ofertas en momentos específicos.

  • Gama de entrada de ebikes: mil 300 dólares, es decir, 25 mil 695 pesos.
  • Bicicletas eléctricas básicas: 2 mil 600 dólares, es decir, 51 mil 391 pesos.
  • Bicicletas eléctriclas plegables (o realmente ligeras): 3 mil 900 dólares, es decir, 77 mil 86 pesos.
  • Bicicletas eléctricas de montaña: depende de que tanto uso rudo le des, pero siendo realistas, no me sentiría cómodo en una ebike de menos de entre 103 mil y 130 mil pesos.

Los programas como Cycle To Work le permiten dividir el costo de la compra de una bicicleta eléctrica, y los grandes minoristas a menudo tienen financiación a bajo o ningún interés disponible, por lo que estos precios no deben ser demasiado intimidantes. Al fin y al cabo, es mejor un pequeño esfuerzo económico que el gran esfuerzo de tener que reparar y sustituir piezas costosas más adelante. O, llegado el caso, el dolor real de estar en una ebike que se rompe en dos mientras estás conduciendo.

2. LAS EBIKES NO SON TAN RÁPIDAS

En el Reino Unido y Australia, la velocidad máxima "asistida" de una ebike está limitada a 25 km/h. Eso no es rápido. En muchos estados de Estados Unidos, se permite una velocidad de 32 km/h; lo que no está mal, pero no va a ganar muchos contrarrelojes del Tour de Francia.

Parece que mucha gente piensa que una bicicleta eléctrica les permitirá rebasar a los demás ciclistas sin ningún esfuerzo. Pero la mayoría de ciclistas semiprofesionales suelen ir a más de 24 km/h, así que olvídate de eso. Ya en serio, 25 km/h no es lo suficientemente rápido en zonas urbanas y seguro que no lo es para evitar hacer enojar a cualquier persona que está en la cola, detrás de ti, en una carretera estrecha.

Por supuesto, puedes pedalear más rápido. Sin embargo, muchas de las ebikes pesan alrededor de 15 a 20 kilos y tampoco están diseñadas para la velocidad. Incluso la cara LeMond Prolog, de la imagen de arriba, pesa 12 kilos. Eso es ligero para una ebike, claro, pero cualquier bici normal urbana pesará menos de 10 kilos.

Pero no todo son malas noticias; 25 km/h es una velocidad genial para ir cuesta arriba. Sobre todo cuando apenas y tienes que sudar para conseguirlo. También es una buena velocidad para "alejarse de los semáforos". Suponiendo que te molestes en parar en los semáforos. Estoy bromeando, por supuesto.

3. ROMPIENDO LAS REGLAS

Al igual que los scooters eléctricos, muchas veces las ebikes son conducidas por bandidos que no se preocupan por seguir las leyes. A diferencia de los escooters de propiedad privada, las ebikes son, al menos, totalmente legales en carretera… pero sólo si siguen las normas permitidas.

Puedes conseguir bicicletas eléctricas modificadas para que puedan ir a más de 25 km/h, pero esto es ilegal. También se pueden modificar para que tengan un acelerador, de modo que basta con pulsar un botón para avanzar, en lugar de tener que pedalear. Esto también es ilegal (fuera de Estados Unidos).

No digo esto para ser un aguafiestas. Solo que me parece inútil gastar cientos de miles de pesos en una bicicleta eléctrica, sólo para correr el riesgo de que la policía te detenga. Parece que los polis de Reino Unido están adoptando un enfoque de no intervenir en la vigilancia de los vehículos eléctricos, pero, ¿quién puede asegurar que esto seguirá así?

Teniendo en cuenta que se podría mandar a uno o dos agentes a prácticamente cualquier carretera importante de Londres y que podrían repartir multas, durante todo el día, a los usuarios de ebikes o e-scooters; estoy un poco sorprendido de que nuestra policía no lo haga actualmente.

Las ebikes ilegales también plantean problemas muy serios de seguridad y responsabilidad penal en caso de accidente. No parece que merezca la pena la posibilidad de ir un poco más rápido con algo menos de esfuerzo.


Últimas noticias

Google Maps recibe nuevas funciones tras una gran actualización
Los usuarios de Nothing Phone (1) acaban de recibir una interesante actualización
FIFA 23: más y mejor fútbol

También te puede interesar

Polestar 3: Características y nueva imagen reveladas antes del lanzamiento
¿Ser dueño de un Bansky por 600 pesos? Cubic lo hace posible
¿Qué humectantes deben usar los hombres?
5 consejos para dormir boca abajo
Toyota Prius, la mejor propuesta de automóvil híbrido
Range Rover Sport: 5 cosas que nos gustaron, y una que no tanto
2021 T3 Latam es parte de geekzmedia. T3 Todos los derechos reservados Future plc.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram