Uncharted, la película

Uncharted: el tesoro debió permanecer enterrado

Escrito por T3 actualizado 11 febrero, 2022

Las expectativas de los fans no se cumplen en Uncharted

Uncharted: el tesoro debió permanecer enterrado
Overall
3.5
  • HISTORIA
  • CASTING
  • EFECTOS ESPECIALES
  • PERSONAJES
  • ACTUACIONES

VEREDICTO T3

La mejor manera de describir Uncharted de Sony es decir que es la película de aventuras que esperas que sea. Dejando a un lado los pasos en falso, el director Ruben Fleischer ofrece una película inofensiva que cumple con el estándar bajo establecido por su premisa palomera. La cosa es que Uncharted ofrece tan pocas ideas originales que muchos se preguntarán por qué existe el proyecto en primer lugar. Los no iniciados en las aventuras de  Nathan Drake y sus hazañas en los videojuegos encontrarán más para disfrutar aquí que los fanáticos de la querida franquicia de PlayStation, aunque cualquiera que posea una familiaridad pasajera con el género de películas de acción debe prepararse para dejar esta búsqueda del tesoro con un sentimiento de haber sido timado.

Pros

  • Coreografías impresionantes
  • Protagonistas carismáticos, aunque no es el mejor casting

Cons

  • No hay ideas originales.
  • Premisa contradictoria
  • Exceso de CGI
  • Guión desangelado

Uncharted se siente como una película que siempre estuvo destinada a quedarse corta respecto de nuestras expectativas. Para empezar, durante más de una década hubo rumores sobre una adaptación de largometraje de la inmensamente popular franquicia de videojuegos de Naughty Dog. Durante ese tiempo, varios directores, incluidos David O. Russell, Shawn Levy y Travis Knight, se unieron y separaron periódicamente del proyecto antes de que el cineasta de Venom, Ruben Fleischer, finalmente lograra poner orden en 2020.

La estrella de Spider-Man, Tom Holland, se unió al elenco solo después de que Mark Wahlberg (quien se unió a los planes hace más de una década) se hiciera a un lado como el protagonista de la película, para interpretar entonces al astuto mentor del joven Nathan “Nate” Drake de Holland, Victor "Sully" Sullivan.

Durante los años entre los rumores y directores que iban y venían, varios guiones rebotaron en los escritorios de varios estudios, mientras que el elenco y el equipo detrás de la saga de Uncharted –que sigue siendo genial– se debatían entre el respaldo, el escepticismo y la indiferencia hacia el proyecto aparentemente "maldito" de Hollywood.

Entonces, ¿cómo le va al producto final? Bueno, digamos que Uncharted de Sony definitivamente no valió la pena la agotadora odisea que implicó crearla.

UNCHARTED: AVENTUREROS AMATEURS

En cuanto a la trama, Uncharted se inspira en el cuarto juego de la serie de Naughty Dog, Uncharted 4: A Thief's End, y encuentra a Nathan Drake tras el rastro de un tesoro que se cree que está escondido entre los restos de una histórica expedición española. Con Sully a su lado, Drake viaja por todo el mundo en busca de la fortuna, mientras trata de burlar a un financiero despiadado (Antonio Banderas) que cree que el oro es su derecho de nacimiento.

Pero volveremos a todo eso más tarde: primero abordemos el elefante en la habitación.

Desafortunadamente, la elección de Holland como Nate, el apuesto protagonista de cada título de Uncharted, se convirtió instantáneamente en la nube que se cernía sobre la tan esperada adaptación cinematográfica. El héroe favorito de los fanáticos de Uncharted es un aventurero fornido y con una barba de tres días y con una resistencia similar a la de Bond... Holland, sin tener la culpa, es la antítesis de esa descripción.

Es comprensible, entonces, que los fanáticos de la serie de juegos expresaran sus dudas con tanta intensidad sobre la decisión. Aunque tenemos que darle crédito a Holland: supuestamente ganó 18 libras de músculo (mientras entrenaba simultáneamente para Spider-Man: No Way Home) en un esfuerzo por igualar el físico de Drake en el juego, y ciertamente se ve más grande que nunca, pero –en honor a la verdad– el joven actor británico no posee el mismo encanto rudo que el famoso cazador de tesoros.

Aún así, Holland aborda el papel con toda la energía que esperamos de él. Da un excelente uso a sus habilidades gimnásticas y entusiasmo en algunas secuencias de lucha impresionantes y acrobacias igualmente atrevidas, pero no es el Nate que conocemos.

Nada de eso importaría, por supuesto, si Uncharted realmente se centrara en un protagonista más joven e inexperto al comienzo de su carrera como aventurero y cazador de tesoros. El guión de Rafe Lee Judkins se anuncia como una historia de origen, anterior a la primera entrada en la serie de juegos (Uncharted: Drake's Fortune, de 2007), que encuentra a Nate listo para aprender los trucos del oficio. Pero en la película no parece ser un aprendiz ingenuo.

Aunque vemos por primera vez al personaje de Holland como cantinero, no pasa mucho tiempo antes de que esté corriendo, peleando y cayendo a través de las ciudades en varios países, en una peligrosa búsqueda del oro perdido. Se supone que debemos creer que esta es la primera búsqueda del tesoro de Nate, pero a menudo es él quien señala a Sully y Chloe (Sophia Ali) en la dirección correcta, cuando se supone que ellos tienen más experiencia. Eso es raro.

Tampoco ayuda que la película vaya al mismo ritmo del videojuego que muestra la salida de Nate en la saga de Uncharted. Si bien es muy agradable ver a Holland usar el icónico combo de funda henley del personaje, todo sucede demasiado rápido en una historia que supuestamente traza sus orígenes.

Y luego está el Sully de Wahlberg. La figura paterna de Nate, en la versión de Naughty Dog, es un explorador cansado del mundo y que emana el encanto de la vieja escuela: a veces sabio, a veces equivocado, siempre genial (como Paul Newman en El color del dinero). Aquí, sin embargo, no obtenemos el mismo carácter. No tenemos la camisa roja. No tenemos el bigote. En cambio, tenemos a Mark Wahlberg haciendo su mejor imitación de Mark Wahlberg: cool –acorde con el humor de la película–, pero menos brillante en la dinámica maestro-aprendiz entre los dos héroes.

Entonces, ambos protagonistas, aunque sin duda carismáticos y confiados en sus respectivos roles, están fatalmente mal interpretados, lo que no sería un problema si Uncharted contara una historia totalmente diferente.

UNCHARTED: NADA SE ARRIESGÓ... Y NADA SE GANÓ

Y ahí está la segunda daga en el corazón. Uncharted no hace nada para traspasar los límites de su género ni superar las expectativas de los fans. Toma prestado demasiado de la trama del cuarto juego y recicla imágenes desgastadas de franquicias de acción más establecidas como Misión: Imposible y Piratas del Caribe. Irónicamente, los eventos de Uncharted están muy marcados.

Esta ausencia casi total de imaginación se ve agravada por una excesiva confianza en CGI, que a menudo resta valor al excelente trabajo de las acrobacias de Holland: la secuencia aérea, por ejemplo, no es tan impresionante como se nos presentó en el tráiler (emulando la escena icónica de la tercera entrega de Uncharted: Drake's Deception). Incluso en los momentos en los que nos animamos a maravillarnos con las hermosas ubicaciones de Uncharted, algunos entornos obviamente animados restan valor al espectáculo.

Aunque, si somos honestos, esto es más bien un problema inevitable del proyecto. Las adaptaciones de videojuegos han recorrido un largo camino en los últimos años, pero dramatizar un título que ya se juega como una película presenta un tipo de desafío muy particular. Uncharted 4 es un videojuego impresionante porque permite a los jugadores correr, saltar y buscar tesoros por sí mismos; así que no resulta tan divertido ver a Holland y Wahlberg arrojar asesinos a sueldo desde el costado de un barco pirata virtual.

Hay que decir que el director Ruben Fleischer hace bien lo básico (hay muy poco que criticar en Uncharted desde un punto de vista técnico), pero la mayoría de los cinéfilos adultos probablemente sentirán que han visto todo esto mil veces... básicamente porque se ha hecho mil veces.

UNCHARTED: VEREDICTO

Entonces, en general, no es de extrañar que el difícil camino hacia la producción dejara a la película acumulando polvo durante más de una década. No es una obra mal hecha per se, pero el proyecto no ofrece casi nada en términos de valor agregado y se contradice con una historia demasiado familiar que está en total desacuerdo con sus personajes supuestamente reinventados.

A pesar de sus mejores esfuerzos, los actores principales de Uncharted no van a impresionar a los fanáticos de la saga, y la falta de identidad de la película –salvo por algunas escenas de lucha inteligentemente coreografiadas–, la convierte en nada más que entretenimiento palomero.

Dejando el tesoro a un lado, Nathan Drake debería buscar algo de originalidad, si acaso hay más películas de la serie en la mesa de Sony.


Últimas noticias

Nothing: Se filtran los nuevos auriculares inalámbricos, con un nombre intrigante
OLED Objet Collection, LG lleva el arte a la sala del hogar.
General Motors se vuelve a posicionar como la mejor armadora del mundo, según estudio de J.D. Power

También te puede interesar

2021 T3 Latam es parte de geekzmedia. T3 Todos los derechos reservados Future plc.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram