The Last of Us de HBO

The Last of Us de HBO: Una conmovedora y familiar aventura postapocalíptica

Escrito por T3 Latam actualizado 15 enero, 2023

Overall
3.5

VEREDICTO T3

The Last of Us es una adaptación imperfecta pero innegablemente fiel del título de Naughty Dog que marcó una época en PlayStation. Los guionistas Neil Druckmann y Craig Mazin han creado una serie cuya lealtad al material original es a la vez una bendición y una maldición; en forma de acción real, la aventura postapocalíptica de Joel y Ellie sigue siendo sincera e implacable, aunque su dependencia de los ya familiares clichés del género hace que The Last of Us parezca menos innovadora y más rutinaria que otras series del prestigioso catálogo televisivo de HBO. Pascal y Ramsey, en sus papeles, están perfectamente interpretados, y los episodios posteriores suben la apuesta emocional lo suficiente como para justificar el viaje que se necesita para llegar a ellos.

Pros

  • Pascal y Ramsey están perfectos
  • Potente historia
  • Convincente diseño de producción

Cons

  • La premisa se siente cansada en este medio
  • Un poco más de acción, por favor

Seguramente ya sabrá que la serie de The Last of Us, es una adaptación del galardonado videojuego homónimo del escritor Neil Druckmann, un exclusivo de PlayStation en tercera persona al que la revista Empire atribuye el "momento Ciudadano Kane de los videojuegos". Pero aunque estar anclado en algunas de las fuentes más queridas de la cultura popular moderna suena muy bien sobre el papel, también significa que The Last of Us se enfrenta a una verdadera mezcla de esperanzas, expectativas y reservas muy diferentes sobre lo que debería y no debería ser.

Entonces, ¿cómo analizar The Last of Us como una serie de televisión independiente (que seguramente verán más personas que no han jugado al juego que las que sí lo han hecho) cuando gran parte del ruido que ha rodeado su desarrollo se ha centrado en cuestiones de fidelidad? Tal vez la respuesta sea hacer dos reseñas, una escrita por alguien que conozca la historia de Druckmann y otra por alguien que no la conozca, pero en lugar de eso diremos simplemente lo siguiente: en última instancia, tu opinión sobre The Last of Us dependerá de lo que quieras de la serie.


Te recomendamos: The Last of Us de HBO: Estreno, reparto, historia y todo lo que sabemos

PREPARANDO EL TERRENO

Empecemos con un breve resumen de por qué tanto alboroto. The Last of Us cuenta la historia de Joel y Ellie (interpretados aquí por Pedro Pascal y Bella Ramsey, antiguos compañeros en Game of Thrones), un improbable dúo que intenta cruzar una América postapocalíptica tras un brote de hongos que convierte a la mayoría de la población mundial en criaturas salvajes devoradoras de hombres conocidas simplemente como "los infectados". Decir más acerca de por qué la pareja arriesga su vida en un viaje por carretera a través del país podría estropear los primeros episodios de la serie, pero sepan esto: tanto Joel como Ellie guardan varios secretos.

Desde el punto de vista de la adaptación, Druckmann y Craig Mazin (Chernobyl), co-director de la serie, han sabido plasmar a la perfección el mundo devastado por la pandemia que se vive en el juego. The Last of Us es tan lúgubre y espeluznante como su material original, con un diseño de producción que capta la misma atmósfera desesperada a pesar del cambio temporal de 10 años de la serie (que Druckmann nos dijo que él y Mazin implementaron para "ayudar a que la historia pareciera más real").

Una secuencia del primer episodio de la serie, que narra el inicio del brote de cordyceps desde la perspectiva de Sarah, la hija de Joel, es especialmente impactante, y las siguientes entregas cambian los paisajes urbanos cubiertos de maleza por cadenas montañosas nevadas, lo que hace que el mundo de The Last of Us parezca extenso y maravillosamente desértico.

Pascal y Ramsey son igualmente convincentes como Joel y Ellie, pero por razones diferentes. El primero pone todo su machismo mandaloriano en la interpretación de Joel como un complejo padre de familia convertido en pistolero a sueldo, a la vez que mantiene el sentido del humor que hace que su papel de figura paterna en el universo de Star Wars resulte tan atractivo. Al igual que en el juego, la química entre Joel y Ellie crece con cada feo encuentro, y la pareja desarrolla una relación paternal para la que Pascal ha nacido. Es, sin duda, la perfecta manifestación en el mundo real del icónico personaje de Druckmann.

Ramsey, por el contrario, es una Ellie ligeramente diferente a la que puede (o no) que ya conozcas. La ex estrella de Game of Thrones interpreta a la compañera de Joel como un complemento inteligente al pesimismo implacable de su acompañante: esta Ellie es menos reflexiva y más segura de sí misma, siempre dispuesta a lanzar un puñetazo (o un chiste) si surge la necesidad.

Ramsey parece crecer en su papel a medida que avanza The Last of Us, lo que puede deberse simplemente a nuestra mayor familiaridad con su interpretación (sobre todo porque es poco probable que los episodios se rodaran cronológicamente), pero no obstante hace que el doble acto de Joel y Ellie sea aún más agradable de ver aquí que en el juego.

Las constantes bromas de Ramsey también añaden peso a los momentos más conmovedores de The Last of Us. Con frecuencia, Ellie se ve obligada a enfrentarse a los restos de un mundo en el que nunca vivió, y estas secuencias (en las que sus bromas pasan a un segundo plano) proporcionan a la serie de HBO el combustible emocional que necesita para que valga la pena para el espectador recorrer pueblos abandonados y asentamientos improvisados. El episodio 7, en particular (que cubre el DLC Left Behind del juego), ofrece la escena más impactante de la serie, y es aquí donde Ramsey demuestra realmente su potencia como intérprete de talento.

LA MISMA HISTORIA DE SIEMPRE

Las secuencias emotivas de The Last of Us ponen de manifiesto sus momentos más monótonos. Por su naturaleza, la historia de Druckmann es lenta, pero la interactividad inherente al formato de videojuego significa que en el juego acechan peligros e intrigas a la vuelta de cada esquina, lo que mantiene al jugador enganchado y, por extensión, inmerso en el mundo de The Last of Us. Por razones obvias, la serie de televisión de HBO no es jugable, sólo visualizable: no hay capacidad para que el espectador se levante y explore (o combata) por sí mismo estos Estados Unidos postapocalípticos.

El resultado es una serie que, a veces, resulta pesada. Los encuentros con zombis, supervivientes, familiares separados y organizaciones gubernamentales militantes se lanzan para animar las cosas cuando el ritmo decae, pero ya nos hemos encontrado antes con enfrentamientos similares en aventuras de apocalipsis de acción real comparables, lo que resta emoción a su capacidad de emocionar. The Last of Us fue un juego revolucionario porque su ambientación convencional daba la sensación de ser poco convencional; aquí, el lento ritmo narrativo de Druckmann se ve entorpecido por la existencia de otras películas y series de televisión que han hecho que las premisas apocalípticas resulten agotadoras.

Por supuesto, Druckmann y Mazin no pueden hacer mucho al respecto (su naturaleza de adaptación significa que The Last of Us está en gran medida en deuda con su material original), pero la serie podría beneficiarse de una mayor desviación narrativa, al menos para ofrecer algo nuevo a los que ya están familiarizados con el juego.

Eso no quiere decir que The Last of Us no abra nuevos caminos. Como explicaron sus responsables en una entrevista con TechRadar, la serie arroja de vez en cuando nueva luz sobre los orígenes del brote, así como sobre la historia de un personaje que sólo aparece momentáneamente en el juego (el episodio 3 es un excelente biopic semiautónomo similar al capítulo "Kiksuya" de Westworld, igualmente conmovedor). Pero, en general, se trata de una copia exacta de la aventura de Joel y Ellie en el juego, lo que hace que las comparaciones sean inevitables y las sorpresas genuinas escasas.

Un par de secuencias de acción más tampoco estarían de más. Aunque en la adaptación de HBO hay un número impresionante de secuencias, la implacable destrucción de los cerebros de los zombis del juego no está tan presente en la pantalla. The Last of Us se preocupa más por sus personajes humanos que por los infectados, pero los "clickers" de la serie son lo bastante temibles como para justificar más de una aparición fugaz.


Te recomendamos: El arte conceptual de “The Last of Us” podría revelar detalles de la serie de HBO Max

NUESTRO VEREDICTO

Dependiendo de tu comprensión y afición por la historia de amor, pérdida y zombis de Druckmann, The Last of Us te parecerá un perfecto recuento de una historia que ya conoces o un conmovedor pero demasiado familiar drama de personajes de la HBO.

En vivo, los momentos más lentos del juego son más pesados que atractivos, pero las respectivas interpretaciones de Pascal y Ramsey hacen que valga la pena seguir el viaje de Joel y Ellie a través de unos Estados Unidos azotados por la pandemia.

The Last of Us comenzará a emitirse en HBO Max en Estados Unidos el 15 de enero.


Últimas noticias

Lo nuevo de Sonos podría rivalizar y superar a el HomePod
Microsoft ChatGPT: Todas las grandes novedades minuto a minuto
Canon presenta las nuevas videocámaras 4K para los creadores de contenido

También te puede interesar

El mejor calefactor 2023: Para tu habitación, sala u oficina
Cómo elegir el perfume correcto: 5 tips esenciales
Freidora de aire vs horno: 6 cosas que la freidora hace mejor y 2 que no
5 batidos de proteína para potenciar la recuperación después del ejercicio
¿Odias el ejercicio? Te decimos como encontrar tu rutina perfecta
5 ejercicios de respiración para combatir la ansiedad y calmar tu mente
2021 T3 Latam es parte de geekzmedia. T3 Todos los derechos reservados Future plc.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram