Resident Evil

Reseña de la serie de Resident Evil en Netflix: "Apenas supera lo anterior"

Escrito por T3 actualizado 14 julio, 2022

Overall
3.5

Summary

Partes de las líneas de tiempo gemelas de Resident Evil parecen prometedoras, pero finalmente fallan gracias a que se dedican grandes partes a una trama post-apocalíptica de calidad inferior que se ha hecho mejor en otros lugares.

Las adaptaciones de Resident Evil tienen una historia accidentada. Mientras que la serie de películas de Paul W.S. Anderson se desvaneció y el reinicio en la pantalla grande del año pasado recibió una respuesta poco entusiasta, una colección de películas CGI incluyendo una serie de Netflix, se manejaron mejor.

Por desgracia, la nueva serie de acción en vivo de Resident Evil no supera lo que se ha hecho hasta ahora; una serie que se derrumba gracias a unas elecciones creativas poco acertadas, a unos valores de producción inconsistentes y a una extraña resistencia a sumergirse en el profundo fondo de historia y mitología del material original.

Curiosamente, la serie de Resident Evil para Netflix se desarrolla en dos periodos de tiempo. El primero tiene lugar en 2022 y ve cómo las gemelas adolescentes Billie (Siena Agudong) y Jade Wesker (Tamara Smart) son trasladadas a New Raccoon City para vivir con su padre Albert Wesker (Lance Reddick), una versión alternativa del antagonista con gafas de sol de los juegos.

El campus sudafricano es la sede de la oscura empresa farmacéutica Umbrella, y Albert, un padre claramente ausente, trabaja en una nueva investigación en las entrañas de las instalaciones. Catorce años más tarde, en la otra línea temporal, Londres se encuentra después del brote, es el "fin del mundo" y una Jade mayor (Ella Balinska) está realizando experimentos con zombis (llamados "ceros" en este mundo) y luchando por sobrevivir mientras es perseguida por Umbrella.

Mientras que la época de 2022 de Resident Evil se centra en los dolores de crecimiento de las gemelas mientras se acostumbran a vivir con Umbrella, las escenas ambientadas en 2036 muestran a Jade abriéndose camino a través de un laberinto de acentos europeos poco convincentes, decorados de aspecto barato y tramas que dan vueltas. Es inevitable que haya más acción en el futuro infestado de zombis, pero, dejando a un lado la fuga de la prisión, estas escenas están mal compuestas y es difícil entender lo que está pasando. Una serie de Lickers y un túnel lleno de arañas son prometedores, pero estos momentos se acaban demasiado rápido, ya que el presupuesto de CGI parece desaparecer.

Aparte de esos destellos de miedo, es extrañamente impresionante la poca energía de las escenas de 2036. Cada vez que la serie cobra impulso, las escenas del futuro la detienen de golpe. La serie pasa casi exclusivamente de una escena interminablemente aburrida y poco inspirada a la siguiente. En resumen, es un pesado esfuerzo para perder el interés del público en un tiempo récord.

La línea temporal de 2022, por suerte, es más atractiva tanto a nivel visual como narrativo. El campus idílico, blanco y estéril, y el pensamiento de cielo azul de Umbrella se hacen eco de la inquietud corporativa que se encuentra en los interiores de la sede de Lumon en el éxito de Apple, Severance. En los últimos momentos del estreno, un giro traumático da a la serie una urgencia muy necesaria, sobre todo cuando, por lo demás, está muy claro lo que conecta los dos periodos de tiempo.

El lento desarrollo de Umbrella mientras se prepara para introducir la misteriosa droga Joy (y Joy for Kids) en el mercado también añade algo de tensión. Se habla en voz baja de un incidente en Tijuana, mientras que varios experimentos fallidos con animales (sí, los característicos perros zombis de los juegos aparecen) proporcionan los suficientes sustos para que los aficionados al terror se sientan adecuadamente atrapados, cuando pueden verlo, claro. Mientras que las escenas de televisión a oscuras se están convirtiendo en la norma, algunas de ellas están increíblemente mal iluminadas y tendrás que jugar con la configuración del brillo de tu televisor. No es precisamente una experiencia de visionado fluida.

Sin embargo, la serie Resident Evil de Netflix no está completamente muerta después de los primeros episodios. En particular, Lance Reddick es terriblemente escalofriante como Albert Wesker. Un hombre de familia en la superficie, es capaz de pulsar un interruptor e intimidar a otros con una mirada severa y un puñado de amenazas veladas, como se demuestra en una escena inquietante en la que defiende a Billie de un matón en los terrenos de la escuela de Umbrella. No es un reflejo del Wesker de los juegos, pero sus enfrentamientos con la mentalidad singular de Umbrella, de progreso a toda costa, son adecuadamente amenazantes y lo convierten, con mucho, en el personaje más interesante.

Tamara Smart, que interpreta a la joven Jade, es otro personaje destacado en Resident Evil. El guion la pinta como la típica adolescente malhumorada, aunque Smart profundiza un poco más para sacar la humanidad que hay detrás de sus frustraciones. La relación entre ella y su hermana gemela Billie es lo suficientemente entrañable como para proporcionar al menos un ancla emocional, algo que hace falta en otras partes.

A pesar de estas actuaciones, Resident Evil falla especialmente en la introducción de demasiadas cosas. La historia de Jade y Billie se ve lastrada por una subtrama de drama escolar que está más en sintonía con el angustioso mundo adolescente de Pretty Little Liars. Cuando se escabullen por los laboratorios de Umbrella por la noche es mucho más fascinante, y estas escenas demuestran que la serie no sabe muy bien qué tono debe adoptar.

También hay una frustrante limitación a la hora de utilizar su ADN de Resident Evil. Algunos elementos de los juegos permanecen, como Wesker, Umbrella y el temido T-Virus, pero la línea temporal (el incidente de Raccoon City ocurrió hace décadas) significa que gran parte de la historia está excluida. Si estás ansioso por ver a personajes conocidos como Leon, Claire y Chris trasladados a la acción real (de nuevo), te sentirás muy decepcionado. Puede que una adaptación individual no haya sido la mejor opción, pero esta alternativa, un drama post-apocalíptico sin más, no tiene vida al lado del material original de Resident Evil, que es alegremente exagerado.

Resident Evil no es un buen thriller postapocalíptico. No es un terrorífico festival de zombis detrás del sofá. Apenas es una serie de Resident Evil. A estas alturas, nos dieron los primeros cuatro episodios para la crítica y es difícil determinar qué es esta serie. ¿Hay que evitarla como la peste? Hay algunas cosas brillantes que pueden mantenerte interesado, pero esta serie se une a la cada vez más numerosa lista de adaptaciones defectuosas de videojuegos.


Últimas noticias

Google Maps recibe nuevas funciones tras una gran actualización
Los usuarios de Nothing Phone (1) acaban de recibir una interesante actualización
FIFA 23: más y mejor fútbol

También te puede interesar

Polestar 3: Características y nueva imagen reveladas antes del lanzamiento
¿Ser dueño de un Bansky por 600 pesos? Cubic lo hace posible
¿Qué humectantes deben usar los hombres?
5 consejos para dormir boca abajo
Toyota Prius, la mejor propuesta de automóvil híbrido
Range Rover Sport: 5 cosas que nos gustaron, y una que no tanto
2021 T3 Latam es parte de geekzmedia. T3 Todos los derechos reservados Future plc.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram