Xbox Series S

¿Deberías comprar una Xbox Series S?

Escrito por T3 actualizado 24 abril, 2022

La Xbox Series X es magnífica, pero también lo es la Xbox Series S y es más barata

Me encanta mi Xbox y, particularmente, me fascina el hecho de que el Xbox Game Pass me da acceso a toneladas de videojuegos que quiero jugar. Pero, si todavía no has comprado una, puede que estés indeciso de qué modelo comprar: ¿quieres la flagship Xbox Series X, o la Xbox Series S, mucho más accesible y totalmente digital, sería una mejor compra?

En mi opinión, ambas son unas consolas magníficas y la decisión depende, en parte, de qué tipo de videojuegos vas a jugar y de lo que vayas a conectar a tu Xbox.

Por eso, aquí esta una lista de seis razones bastante buenas para considerar a la Xbox Series S como tu posible siguiente consola. Así como algunas consideraciones a tener en cuenta antes de adquirir una.

1. LA XBOX SERIES S ES MUCHO MÁS BARATA

El precio no es el único aspecto a tomar en cuenta, por supuesto, pero es algo bastante importante, ya que hay otras cuentas por pagar, desde facturas de la luz hasta suscripciones en streaming. Mientras que la Xbox Series X cuesta 13 mil 999 pesos, la Xbox Series S es 5 mil 500 pesos más barata; bajando a un costo de 8 mil 499 pesos.

Además, si vas a comprar tu Xbox en All Access, la series S cuesta 583 pesos con 10 centavos al mes, es decir, 229 pesos con 20 centavos más barata que la Xbox Series X que incluye Game Pass. En serio, poco más de 580 pesos al mes, por una consola nueva y cientos de juegos increíbles para jugar, incluidos éxitos como Halo: Infinite y Forza Horizon 5, es increíble.

2. XBOX SERIES S SE VE MEJOR

La Xbox Series X es un gran monolito negro que no desentonaría en 2001: Odisea del espacio. No se puede evitar, es una gran caja negra y, como tal, es bastante fea. No es algo que se exhiba para que se vea bien.

Por otro lado, la Xbox Series S es mucho más pequeña con unas dimensiones de 6.5 cm x 15.1 cm x 27.5cm, en comparación con los 5.1 cm x 15.1 cm x 30.1 cm de la consola más grande. Y sus acabados en blanco la hacen más bonita que la típica de configuración de entretenimiento en casa. Sí, técnicamente la Series S también es una caja blanca, pero su ventilación con orificios, sus proporciones más pequeñas y su tonalidad blanca la hacen más elegante.

3. PUEDES EXPANDIR FÁCILMENTE EL ALMACENAMIENTO DE LA XBOX SERIES S

La memoria SSD interna es de 512GB, comparada con la de 1TB de la Series X. Pero la Xbox Series S es compatible con la misma tarjeta Seagate para Xbox y unidades externas USB 3.1, para que puedas aumentar el almacenamiento de forma increíble. Para tener cerca de 1.5TB de almacenamiento para juegos y apps de medios en una tarjeta portátil y enchufable.

Y eso es algo grandioso, ya que el hecho de que una Xbox Series S se alimente de juegos digitales de Xbox Game Pass o de la Tienda Xbox significa que puedes cargar tu nueva consola con más juegos que los posibles en una Xbox Series X con almacenamiento de stock.

4. LA XBOX SERIES S TAMBIÉN ES PODEROSA

Aunque la Xbox Series S no tiene la misma resolución 4K para videojuegos, que su hermana más cara, ofrece unos respetables 1,440p hasta a 120fps y es capaz de reproducir video hasta en 8K HDR. Tiene Frecuencia de actualización variable (VRR) para eliminar los problemas de la pantalla, tiene compatibilidad Dolby Vision y también DTS, Dolby Digital y Dolby Atmos. Los puertos HDMI son versión 2.1 y también tiene tres puertos USB 3.1.

5. LA XBOX SERIES S CORRE LOS MISMOS JUEGOS QUE LA SERIES X

Oh, y adivina qué, la Xbox Series S también ejecuta los mismos videojuegos que la Xbox Series X. Si quieres jugar Halo: Infinite en la S, lo puedes hacer. Si quieres jugar Assassin's Creed Valhalla en la S. Si quieres jugar Elden Ring en la S puedes hacerlo. Todos esos videojuegos populares están disponibles.

Sí, no puedes jugarlos en la resolución más alta, pero los fotogramas por segundo están fijados a 6o y 1,440p; esto implica una maravilla de juego fluido y suave como la mantequilla.

6. ES FÁCIL HACERSE DE UNA

Nuestro rastreador de la Xbox Serie X ha ayudado a los compradores a superar el problema de la escasez de existencias, pero las cosas han sido mucho más sencillas para los que quieren comprar una Series S. Mientras que encontrar una consola flagship es muy complicado, la S no ha sufrido los mismos problemas de stock; por lo que puedes conseguirlas sin tener que pagar el impuesto de reventa. Además, hay muchos paquetes de la Serie S de Xbox.

DE NUEVO... RAZONES PARA NO COMPRAR LA XBOX SERIES S

La Xbox Series S es una gran compra, pero tiene sus puntos bajos. Si planeas jugar videojuegos en uno de los mejores televisores 4K, en lugar de uno de los mejores monitores para juegos, no aprovecharás todo el potencial de tu televisor. Y, aunque es mucho más potente que la Xbox One, la Series S no es tan poderosa como la versión más cara; por lo que puedes tener problemas de rendimiento en juegos intensos.

Además, al no tener unidad óptica, no podrás jugar títulos de segunda mano que hayas comprado en disco y no podrás utilizar la consola como reproductor de DVD o Blu-Ray. El Game Pass y las apps de streaming aminoran un poco este problema, pero si necesitas una unidad óptica, necesitarás la Serie X.


Últimas noticias

El teléfono plegable de Samsung se "dobla" a mitad de precio
Conoce a los compositores de la banda sonora de Mario + Rabbids Sparks Of Hope
Nokia G11 Plus: especificaciones, precio y disponibilidad

También te puede interesar

2021 T3 Latam es parte de geekzmedia. T3 Todos los derechos reservados Future plc.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram