jabón y tipos de piel

¿Cuáles son los diferentes tipos de piel y qué jabón deberías utilizar?

Escrito por T3 actualizado 14 abril, 2022

Una guía de los mejores jabones y los ingredientes más apropiados, independientemente del tipo de piel que tengas

El jabón es algo que la mayoría de la gente utiliza a diario, sin importar si es líquido o en barra. Pero Pero el jabón es algo más que un simple olor a rosas. Los productos de jabones actuales cuentan con una serie de ingredientes únicos para diferenciarse, ya sea mediante una mezcla de aceites botánicos para nutrir e hidratar la piel, o con propiedades antibacterianas naturales para tratar determinadas afecciones cutáneas. Las posibilidades son infinitas.

Pero con un montón de opciones en nuestra guía del mejor jabón para hombres (todas con su propio cóctel de ingredientes a veces bastante extraños) ¿cómo sabemos que estamos comprando el jabón correcto que mejor se adapta a nuestro tipo de piel? Hicimos este artículo para ayudarte con eso. Aquí detallaremos los diferentes tipos de piel y los mejores tipos de jabón para cada uno.

LOS DIFERENTES TIPOS DE PIEL Y QUÉ JABONES DEBERÍAS UTILIZAR

Entonces, ¿qué tan importante es asegurarse de que estamos usando el tipo de jabón correcto con los ingredientes adecuados para nuestra piel? En realidad, más de lo que crees.

Si tienes un tipo de piel naturalmente grasa, por ejemplo, no querrás invertir en un jabón repleto de ingredientes a base de aceite, ya que podría provocar que tu piel se engrase, brille o incluso que aparezcan brotes. Del mismo modo, si tienes la piel seca, deberás evitar los jabones pensados para personas con problemas de acné o que contengan ingredientes agresivos como el alcohol, los retinoides o los alfahidroxiácidos, ya que pueden resecar aún más tu piel y provocar irritaciones.

Básicamente, elegir el jabón correcto para ti se trata de saber los ingredientes. Estos determinarán cómo afectará el balance de PH de tu piel y cómo lucirá diariamente. Así que hemos elaborado una sencilla guía para ayudarte a encontrar uno adecuado. Todo lo que tienes que hacer es encontrar tu tipo de piel a continuación y te aconsejaremos los mejores ingredientes que debes buscar y algunos jabones que puedes probar.

Independientemente de tu tipo de piel, busca jabones en barra sin perfume, hipoalergénicos y que incluyan altos niveles de ingredientes hidratantes, como ceramidas, glicerina, ácido hialurónico y niacinamida. Además, como regla general, evita los productos llenos de químicos que incluyen parabenos, lanolina y formaldehído.

GUÍA DE TIPOS DE PIEL

Estos son los principales tipos de piel y las recomendaciones de productos para cada una.

PIEL SECA

Si tu piel suele resecarse y a veces se escama, prueba un jabón que contenga ingredientes como el aloe vera, la manteca de cacao, el aguacate y los aceites vegetales. Todos ellos son excelentes para quienes tienen la piel seca en cualquier parte del cuerpo. El aceite de oliva, que también tiene propiedades antienvejecimiento, la manteca de karité, la parafina y la glicerina también son ingredientes excelentes, ya que son muy hidratantes.

La barra limpiadora hidratante de CeraVe es una buena opción. Así como el shampoo y barra corporal de Ishga.

PIEL SENSIBLE

Si tienes una piel sensible que se inflama fácilmente o reacciona prácticamente al contacto con nuevos productos, busca un jabón que contenga ingredientes puramente naturales, orgánicos o con base botánica, ya que no irritan la piel. La vitamina E y el aceite de jojoba son especialmente buenos, sobre todo si sufres de alguna condición de la dermis como: ictiosis, eczema y psoriasis.

Una buena opción para pieles sensibles es el jabón de leche de Karité de L'Occitane, ya que está especialmente formulado para ser gentil con la piel.

PIEL GRASA

Aquellos que tienen piel grasa deberían buscar un jabón antibacterial que contenga ingredientes como lavanda, manzanilla y tomillo; todos ellos eficaces para equilibrar la piel brillante y grasa. El jabón Lemongrass & Lavender de Authentic House es una buena opción gracias a su capacidad para equilibrar la grasa de la piel y ayudar a prevenir el acné (algo habitual en las pieles grasas).

PIEL MIXTA

Los jabones a base de glicerina son una buena opción para las personas con pieles mixtas (es decir, con pieles secas en algunas partes y grasas en otras, o ambas). Lo bueno de la glicerina es que ayuda a nutrir y suavizar la piel para conseguir un cutis uniforme. Para ello, recomendamos el jabón de glicerina Heritage de Kiehl's, ya que es un gran producto para todo tipo de pieles.

PIEL ACNÉICA

Si tu piel es propensa a que le salgan granos, probablemente ya estés consciente de la dificultad de encontrar un jabón con una fórmula adecuada, ya que muchos productos para combatir el acné tienden a ser agresivos. Sin embargo, un ingrediente estupendo es el carbón activado, que absorbe la suciedad y la grasa. El aceite de árbol de té y la lavanda también son alternativas que valen la pena, ya que calman la piel enrojecida e irritada y son antibacterianos y antifúngicos por naturaleza, lo que resulta muy útil para combatir las manchas.

Recomendamos la barra corporal exfoliante de Carbon Theory para cualquier persona con piel con tendencia al acné. Y si tu presupuesto te lo permite, el limpiador híbrido Delo Rx, creado por la Dra. Stefanie Williams de la Clínica Eudelo de Londres, es uno de nuestros favoritos absolutos para prevenir las manchas.

CONSEJOS PARA LAVAR TU CARA CON JABÓN

Si el jabón que compraste es para tu cara y no solamente para el cuerpo, aquí están algunos consejos paso a paso para el lavado y la limpieza, con el fin de garantizar que la piel no sólo esté limpia, sino también sana:

  1. Para empezar, moja tu cara con agua tibia (debes tener las manos limpias).
  2. Crea una capa de jabón en tus manos y aplícala en toda tu cara.
  3. Masajea el producto en tu cara con movimientos circulares suaves. Empieza desde la barbilla y sigue hacia arriba y afuera. A lo largo de la línea de la mandíbula hacia las mejillas, hacia arriba y sobre la nariz y finalmente hacia la frente.
  4. Retira el jabón de tu cara con agua tibia.
  5. Seca gentilmente tu cara con una toalla limpia y suave.
  6. No te olvides de aplicar la crema hidratante justo después de secarte la cara. Si todavía está un poco húmedo, mejor aún. De este modo, fijará la humedad extra.

PODRÍA INTERESARTE

Últimas noticias

También te puede interesar

2021 T3 Latam es parte de geekzmedia. T3 Todos los derechos reservados Future plc.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram