Netflix

¡Buenas noticias, Netflix! No te voy a cancelar y aquí están las razones

Escrito por T3 actualizado 27 abril, 2022

¡Al fin algunas buenas noticias para Netflix! Pero también algunas malas...

Hay muchas discusiones sobre la famosa "cultura de la cancelación" estos días, pero la cosa principal que está sufriendo de este mal es Netflix. No hay dudas de que estamos viviendo un período que podríamos calificar como "agitado", por decir poco. Aún así, es bastante impactante ser testigos de cómo el servicio de streaming pasó de ser el héroe al villano, de la noche a la mañana.

Está bien, eso un poco exagerado, pero recientemente Netflix perdió 200 mil suscriptores y parece que muchos más seguirán sus pasos. Viendo el panorama general, 200 mil cuentas no parecen una gran pérdida. Pero hay que decir que Netflix esperaba tener 2.5 millones de suscriptores más, durante el mismo período. Así que, analizándolo desde ese contexto, puedo decir que es muy malo. Cuando se tiene en cuenta la crisis económica, que pronto nos obligará a tomar decisiones bastante difíciles sobre en qué gastamos nuestro dinero, las cosas comienzan a ser oscuras.

Sin embargo, en un intento de animar a Netflix, me gustaría anunciar que NO voy a cancelar Netflix; todavía. Sí, lo seguiré utilizando, al menos hasta que mis recibos de la electricidad se mantengan en tres cifras al mes. Pero esto no es necesariamente una buena noticia para Netflix y aquí te digo las razones.

El problema es que, posiblemente, soy el tipo de cliente incorrecto, en lo que respecta al debilitado servicio de streaming. Solamente lo uso para ver películas viejas llenas de violencia y series ligeras para adultos que ya había visto en BBC durante la década de los 2000.

Todavía voy a ir más lejos para decir que siempre evité los contenidos originales de Netflix, ya que siempre me han parecido bastante mediocres. La selección de películas y series producidas para gente que no es de Netflix, sigue siendo excelente, con todo tipo de títulos; desde dramas aclamados como Better Call Saul hasta el anime de Evangelion y una lista interminable de cintas para todos los gustos imaginables.

A pesar de que me gusta el buffet de contenido viejo que ofrece Netflix, prefiero Amazon Prime. La razón es que Prime Video es el lugar donde James Bond, Jack Reacher y otro tipo de producciones violentas para hombres residen. Tanto así que me tomé el tiempo de elaborar una guía con las mejores películas de acción que hay en Amazon Prime; lo cual fue un desperdicio de mi tiempo, la verdad.

Ahora el resto del mundo me ha descubierto, con Johnny-come-latelies haciendo cola para unirse a mi carro de no-ver-Netflix-contenido-original. Pero déjenme decirles: Ya me gustaba el material de Netflix mucho antes que a ti.

No hay duda de que el revuelo provocado por los recientes resultados financieros de Netflix en los medios de comunicación y las redes sociales ha aumentado el alcance de sus problemas. Parece como si la gente estuviera esperando para darle una puñalada en la espalda a la plataforma. Lo triste, para Netflix, es que muchas de las cosas por las que los usuarios y comentadores se están quejando son exactamente lo que lo hizo un gran servicio, al principio.

De repente, a nadie le gusta que Netflix publique series completas en línea de un tirón, en lugar de repartir los episodios semanalmente. Ahora es malo que experimente con los nuevos contenidos y los cancele, sin reparos, si no dan en el clavo. Ahora la gente suplica por que haya comerciales para poder pagar menos dinero por la suscripción.

También me siento un poco mal por Netflix, ya que están recibiendo mucho odio por tratar de que la gente deje de compartir su cuenta con sus padres, hijos y familia. Aunque tal vez deberían haberse dado cuenta que si dejas que la gente tenga algo gratis lo quiere mucho más que si tiene que pagar más de 139 pesos al mes.

Como es lógico, si más gente cancela su suscripción de Netflix, llegará el punto en el que la compañía haga menos series y con menores presupuestos. ¡Imagina como puede acabar todo esto!

Eventualmente, la que una vez fue la brillante y asombrosa estrella del streaming en video, se reducirá a un estado bastante parecido al de la televisión mexicana en los años 1990. Programas semanales mediocres, baratos, con comerciales y hechos para atraer a la audiencia más amplia y poco exigente posible, con el menor presupuesto posible.

Sin embargo, mientras pueda ver películas como Carlito's Way, Heat, Life of Brian y Tommy de The Who en alta definición o, a veces, incluso en 4K, estaré lo suficientemente contento como para no molestarme en cancelar. La marca que redefinió la transmisión se reducirá a ser el canal de películas para papás.

Este hipotético final sería bueno para mí, pero no es el objetivo al que Netflix quiere llegar. Espero que puedan cambiar las cosas rápidamente, pero las circunstancias económicas y tecnológicas que lanzaron a la fama a la plataforma son cosas del pasado.


Últimas noticias

Nothing: Se filtran los nuevos auriculares inalámbricos, con un nombre intrigante
OLED Objet Collection, LG lleva el arte a la sala del hogar.
General Motors se vuelve a posicionar como la mejor armadora del mundo, según estudio de J.D. Power

También te puede interesar

2021 T3 Latam es parte de geekzmedia. T3 Todos los derechos reservados Future plc.
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram